Haya o no haya habido manipulación en estas elecciones lo que desde luego no se puede evitar es una reflexión dentro de Podemos. De alguna manera, por fin tenemos tiempo y calma para poder construir una alternativa sólida de gobierno para España en las próximas elecciones. Sin prisa.

Desde luego primero toca formar gobierrejonerno, un punto no menor, aunque con el aumento de 10 diputados del PP y la pérdida de 5 del PSOE, el horizonte pinta peor que en las anteriores elecciones, en las que habíauna alternativa clara de izquierdas con el apoyo puntual del PNV, al que Sánchez se opuso. Ahora para formar un gobierno de izquierdas haría falta también el apoyo de ERC.

En este momento hay 3 opciones.

1. Gobierno del PSOE apoyado o en coalición con Unidos Podemos y por ERC y PNV: Altamente improbable – Imposible por reparoIñigos del PSOE y ERC.

2. Gobierno del PSOE apoyado desde fuera por Unidos Podemos y Ciudadanos: Poco probable y contraproducente para España ya que el PSOE pondría en práctica un programa muy parecido al del PP.

3. Gobierno del PP con la abstención del PSOE: Hasta ahora la más probable.

Del resultado de las negociaciones también dependerá la reflexión interna que tenga que hacer Podemos, pero independientemente de eso y a menos que ocurra algo impredecible, debemos enfrentarnos a decisiones difíciles.

urtasun
Ernest Urtasun

Podemos no nació para jugar un papel testimonial, como dijo Pablo Iglesias, Podemos nació para cambiar este país a mejor, y para eso debemos ser lo más eficaces posible en la creación de una idea de país que sea capaz de convencer a la mayoría… pero lo más importante para que eso suceda es tener la capacidad para anular los mensajes del miedo que ponen en marcha los partidos del NO CAMBIO (Léase PP, PSOE, C´s, CDC).

“(…) han conseguido convencer a la mayoría de que Podemos es un partido chavista.
NECESITAMOS derribar esa falacia (…)”

Podemos es un partido con un programa socialdemócrata desde su nacimiento (por mucho que digan algunos que esto es nuevo, se pueden consultar los videos de la primera presentación del programa electoral tras las elecciones Europeas.), y uno de los mayores fallos que hemos tenido ha sido no haber podido combatir los mensajes de difamación de los partidos neoliberales, que después de tanto machaque, han conseguido convencer a la mayoría de que Podemos es un partido chavista.
NECESITAMOS derribar esa falacia, es probablemente el principal problema que debemos solucionar. Para ello deberíamos abrir un debate sobre la continuidad de los principales candidatos, incluyendo por supuesto a Pablo Iglesias. Desde luego ha hecho mucho por este país solo con su aparición, ha cambiado irreversiblemente la política española y aun tiene un papel muy importante que desempeñar en Podemos, pero a la hora de conseguir la confianza de los votantes más miedosos no ha podido contrarrestar el mensaje del miedo. Quizás, en la próxima legislatura debería echarse a un lado para dejar paso a candidatos menos erosionados, y siempre desde el eterno agradecimiento de su partido y de todos los votantes y simpatizantes.

Con el objetivo de erradicar la imagen de Podemos ligada a la de Venezuela debería haber un mensaje mucho más contundente en ese sentido, y el próximo candidato no debería tener ninguna conexión con ese país… es más, no debería ni haber estado de vacaciones allí. Es una estupidez, pero no debemos darle ninguna oportunidad a nadie de conseguir asustar al votante miedoso.

Con el objetivo de contrarrestar la inseguridad del votante deberíamos presentar un candidato algo más maduro y con mucha solvencia, no necesariamente ligado a la izquierda, pero sí tremendamente sensato y sólido. Es cierto que los ejes “izquierda y derecha” son engañosos aunque aun sirven para explicar a las mayorías de una manera rápida tu posición, pero hay que hacer incapié con hechos tangibles esta manera de concebir la política. No somos de centro, tampoco de izquierdas ni de derechas, somos de aplicar políticas de sentido común que protejan al más débil, que aseguren lo mejor posible el bienestar de la gente y optimicen la gestión del dinero público que tanto, tantísimo nos han robado.

“La ilusión se consigue con la posibilidad real de un cambio, y las sonrisas llegan entonces, sin forzar, naturales.”

Con el objetivo de derrumbar la muralla de mentiras que han construido los partidos neoliberales habría que poner en marcha una linea argumental pedagógica, didáctica, seria y contundente, dejar atrás las sonrisas y el guante de seda que en mi opinión han sido perjudiciales más que beneficiosas. La ilusión se consigue con la posibilidad real de un cambio, y las sonrisas llegan entonces, sin forzar, naturales. El PSOE nos ha machacado y no hemos hecho más que poner mejillas, cuando debería caérseles la cara de vergüenza con las cosas que han hecho, y nosotros deberíamos explicarles a la ciudadanía esos destrozos, esas traiciones de los gobiernos socialistas. Explicarlas muy bien, que la gente lo comprenda de verdad. Pizarras, informes, Ipad en mano con videos preparados para desmentir sus cutres y falsas acusaciones… Hay que EXPLICAR con detalles cosas como el por qué han sido tan nocivas las privatizaciones de los gobiernos del PSOE, con qué favores les han pagado concretamente, los negocios sucios de Felipe Gonzalez y Cebrián, el entreguismo de dinero público a la banca y por qué, los indultos y concretamente por qué se practican, su financiación de Alemania… A los que ya sabemos todas esas cosas a veces se nos olvida que la gente en general no conoce esos detalles, ¡aun hay mucha gente que sigue pensando que el PSOE es un partido de centro izquierda!

espinar
Ramón Espinar

Y por último pero no menos importante, hay que dejar de servir en bandeja de plata argumentos a los rivales. Comentarios como los referidos a Otegui, aunque son completamente sensatos no tienen cabida, porque la gente no los entiende, se asustan, no van al matiz… Si dices que Otegui no debería haber estado en la cárcel la última de las veces inmediatamente es un coladero para que te acusen de etarra, acusaciones que quizás no mojan, pero calan.
Habría que matizar la posición sobre el referéndum de Cataluña, a pesar de que es lo más sensato, la gente ahora tiene miedo con lo que está pasando en Reino Unido. No digo que haya que renunciar al referéndum, es la mejor vía para la solución del problema territorial y para mantener la unidad de España, pero se podría matizar incluyendo más detalles en ese punto concreto del programa. Por ejemplo que antes de la celebración del referéndum se de un plazo de tres años para intentar poner en práctica una política más favorable a la convivencia. También sería muy razonable argumentar que para que se diese la independencia el referéndum debe ser favorable a la salida por más de un 60% o un 70%… Esto soluciona dos problemas: da más seguridad al votante miedoso y previene contra lo que está pasando ahora en UK. Un referéndum ganado con el 51% puede convertirse en un 49% en cuestión de días… además de la movilización de recursos que supone declarar la independencia de un territorio con el 51% de los votos… es tan despreciable la victoria que no merece la pena mover tal cantidad de recursos. La opción que menos problemas administrativos suponga debe tener preferencia, es decir, el No a la independencia.

“En resumen, hay que conformar un partido de mayorías, nítidamente socialdemócrata, como ya lo es, pero conseguir comunicarlo bien, anulando la imagen de extremista, bolivariano y comunista que nos han CONSEGUIDO colocar”

En cuanto a la coalición con IU… Es un tema muy complicado y habrá opiniones para todos los gustos. En mi humilde opinión creo que habría que mantenerla (haciéndose cargo de su deuda) y fundirse como partido único con ellos pero provocando la escisión del PC… Suena raro pero podría ser efectivo. Hay un sector de IU que no se sienten tan identificados con el Partido Comunista, y sobretodo muchísimos votantes que apenas tenían idea de que la matriz de IU era el PC… Además creo que los que quieran optar por una opción abiertamente comunista deberían poder hacerlo sin verse obligados a votar a Podemos. El único inconveniente de esto sería la probable salida de Alberto Garzón, aunque para el votante miedoso quizás eso sea un inconveniente menos a la hora de decantarse por Unidos Podemos. La otra opción más efectiva sería simplemente para las próximas elecciones deshacer la coalición amistosamente y no fagocitarla en Podemos… No podemos hacerle eso a los compañeros de IU.

En resumen, hay que conformar un partido de mayorías, nítidamente socialdemócrata, como ya lo es, pero conseguir comunicarlo bien, anulando la imagen de extremista, bolivariano y comunista que nos han CONSEGUIDO colocar, si es necesario (y creo que lo es) con caras nuevas, mas maduras y con solvencia en cuanto al compromiso con la defensa de las clases medias y trabajadoras, los derechos sociales y el estado de bienestar.
En mi opinión por ejemplo Ramón Espinar es una gran opción para liderar el partido en un futuro, todavía es demasiado joven, pero por ahí van los tiros…